lunes, 5 de septiembre de 2016

Alondra

Alondra
Alarma!
5:00 A.M.           
Suena, a todo lo que da, <For Tomorow> de Blur, a través del parlante de un celular que, con toda la furia, tendrá medio watt.
Tomás me caga a puteadas.
<Vas a odiar a ese tema, Juan, hijo de puta!!! Yo ya lo odio por tu culpa>.
Tenía razón. Tardé muchos años en poder volver a escucharlo, hasta que los vi, en vivo, en el viejo Parque de La Ciudad, y Damon la cantó e hicimos todos coritos.
Me tiro de la cama, hiela, pero no me importa.
Abro la ventana, alondras, luz, nieve.
Me preparo un desayuno de Campeones: dos tostadas enormes con manteca y dulce de leche, y un café grande con mucha leche, todo con el mismo cuchillo, incluso revolver el azúcar.
Jaja. Thom va a putear mucho cuando vea la manteca marrón.
Me pongo las botas, “Vísteme rápido que estoy apurado?”. Y sí, pero el mínimo doblez en la bota y te duele el pie por una semana.
Snowboard: pies y caderas. Sólo eso.
Tom sigue durmiendo.
Jaja, que vago que es!
Se nos va ir el bondi al Cerro, y perderemos la primera subida en la séxtuple. Espero que no se quiera bañar.

Sí, Tom se baña antes de chivar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario