domingo, 25 de octubre de 2015

Nubes

Tomás la “séxtuple”,
Después “punta nevada”.
 Y, luego, bajás surfeando por punta nevada, que se convierte en Copper Mountain,
 hasta la silla de Nubes.
Estás en la cima del Catedral.
¡2010 metros de altura!
Por encima de las nubes, que se arrebolan como un mar debajo de tuyo,
En el amanecer de la montaña.
Lo mejor es bajar de un saque, no detenerse.
Alguna vez me fumé un porro con mi mejor amigo en abc 1.
No me arrepiento, pero le quita el encanto.
Tampoco tenés que usar auriculares.
Es fundamental escuchar el ruido de la nieve,
Y del viento;
Así sabés cúando estás en nieve virgen,
O en nieve pisada, o en nieve en polvo.
Y, sobre todo, cuándo estás surfeando sobre traidor hielo.
Si te caés, no importa: te levantás.
A todos nos pasa.
Una vez, me caía tan mal que me saqué el hombro.
Vinieron a buscarme en camilla,
Pero me rehusé
Bajé todo Cóndor 2 y Cóndor 1, derrapando de back,
Como un nene.
Después me quise hacer atender en la base,
Pero me dijeron
Que si no tenía OSDE, tenía que poner 500 p.
Yo no tenía obra social, ni 5 gambas.
Así que me tomé el colectivo hasta el centro,
Y esperé 2 horas en el hospital central de Bariloche.
Diagnóstico: fractura de hombro.
Ese invierno terminó temprano.

Pero volvamos al descenso: vas bajando en eses,
Derrapando de front y de back.
Surfeás, surfeás, surfeás.
Hasta llegar a la base, con nieve en los tobillos,
Y una sonrisa en tu rostro.


Septiembre/Octubre 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario