domingo, 13 de septiembre de 2015

This Train (a Matías Ciccolella)

Vuelvo de Martínez en el Mitre: toda la tarde del domingo componiendo. Una buena forma de matar el spleen pre- lunes.
El furgón está vacío. Me siento en el suelo, desenfundo la viola, y me pongo a tocar canciones simples: Dirty old town, The ghost of Tom Yoad; y finalmente, This train is bound for Glory.
Podría estar una hora pegándole a los mismos 4 acordes,
Canto..mal, pero canto
This train is bound for Glory
This train
(Bis hasta que te canses)
I don’t give a fuck if it leaves in the morning
This train is bound for Glory
This train
Do/Sol/Do/Sol/Fa/Sol/Do.
La canción más boluda que conozco, pero es un hit.

El tramo entre Lisandro de la Torre y Retiro termina. Ahora estoy en el subte: no puedo tocar, pero puedo escribir sobre el pentagrama.

Mientras tanto, pienso en mi carrera de poeta y músico.
No sé: de una forma u otra, la voy a pegar. Cueste lo que cueste: sangre, sudor, tinta, cuerdas,  guitarras, novias, dejarse coger, lágrimas.
No queda otra.
Si alguna vez fuera al casino, apostaría todo al rojo.
Voy a todo o nada.
No me importa que tenga que traicionar hasta al apóstol más fiel o convertirme en Iscariote, aunque después tenga que colgarme de un sicomoro.
Vivo o muerto, llegaré
This train is bound for Glory.


3/9/2015; 20:50; Tren Mitre y Subte: Línea C

1 comentario:

  1. Lo lograras y por suerte viene bien la convicción pero será sin tanto esfuerzo ....simple y porque sos ...vendrá la gloria

    ResponderEliminar