lunes, 20 de enero de 2014

Navío Astrado

Navío Astrado


Una antigua rémora me detiene.

Como un navío astrado
espero la Tormenta.

Es el viento que precede la borrasca…
Pronto llegará, es cuestión de tiempo.

Pero sé que cuando alcance mi alma
arrancará todo pensamiento,
todo amor alunado, todo viejo pesar.

Tal vez me vuelva loco,
dentro de estas cuatro paredes.
Tal vez encuentre la luz,
al final de la Tempestad.

¿Quién sabe?
A veces los mayores desastres son las alegrías
que regocijan.

De todos modos esperaré,
en este páramo del mar, con las velas en derrota.

Y el final, o el principio,
me alcanzarán

En estas cuatro paredes…

En este páramo del mar…

11/1/2014

19:47

No hay comentarios:

Publicar un comentario