sábado, 11 de diciembre de 2010

Preludio

Preludio

Oscuros presagios
Surcan el cielo de tormenta.
Desde los cinco puntos cardinales
Hasta las profundidades del abismo,
De los hemisferios perdidos,
A los páramos de la pena

Vienen y van,
Como los días y las horas
Muertas;
Como las angustias de la tarde,
Como los versos que nunca llegan al papel,
Como las lágrimas que se ahogan en el alma.

Anuncian tempestades,
Clamor de dudas y sollozos;
Melancólicos acordes
De una mañana sin gloria

Y las primeras gotas
Caen ya sobre estos versos,
En el ocaso de la tarde,
A la intemperie del espíritu

Entonces, el viento recuerda,
Su nostálgica melodía
Y la orquesta reclama
Las primicias del silencio

Por todos aquellos que, en suerte,
Nacieron en tarde de tormenta.
Quienes viven y mueren cada noche
Mientras los cielos se agitan quejumbrosos

Pues toda gota
Es una lágrima
Que resuena en el abismo
Mas la orquesta preparada
Entona a destiempo,
triste preludio del olvido


Juan Martín Vidal

1 comentario: